LOS IRREGULARES DE BAKER STREET

miércoles, 18 de noviembre de 2015

FESTIVAL EÑE Y UN AÑO DE VIDA


Va a hacer un año que comenzamos con Cazador de ratas. Desde nuestro primer libro, firmado por Juan Guinot, hasta ahora mucho ha llovido y mucho hemos aprendido, aunque aún nos falta mucho camino y mucho conocimiento por adquirir.

2015 ha sido un año importante para nosotros porque ha marcado nuestros primeros pasos, ha hecho que conozcamos mejor el mundo editorial, a los autores y a nosotros mismos, pero ha sido importante porque hemos encontrado la complicidad de autores de la talla de Elia Barceló, María Zaragoza, Juan Guinot, Mauricio José Schwarz, Iñaki Echeverría, Esteban Castroman (Castroboy como nombre de su identidad secreta), la enorme Gabriela Cabezón, Antonio Sachs, un tal Relda, Tatiana Goransky, Eduardo Cruz Acillona, Miguel Baquero, el maestro, Juan Ramón Biedma y todos los que hicieron posible uno de los proyectos más ambiciosos, Los Irregulares (Juan Guinot, Mercedes Rosende, Kike Ferrari, Rodolfo Santullo, Alejandro Castroguer, María Zaragoza, Cristina Jurado, Daniel Pérez Navarro, Elia Barceló, Ángel Olgoso y Lem Rya.
Y ha estado la prensa, que nos ha mimado, nos ha cuidado y nos ha mirado que era lo más importante en nuestro primer año de vida. Y las librerías que confiaron en nuestro catálogo, como los distribuidores y las imprentas (Cimapress y Estugraf con Mariano y Roberto a la cabeza y que forman parte de la familia). Y las editoriales amigas, y los amigos editores que no sólo nos ayudaron, nos han enseñado a ser un poco mejores.
Y, lo más importante, hemos encontrado la complicidad de VOSOTROS, LOS LECTORES.

Nos invitaron a Barcelona Negra, Granada Noir, Semana Negra de Gijón, Eurosteamcon de Barcelona, Semana Gótica de Madrid, Feria del Libro de Sevilla, Feria del Libro de Cádiz, Las jornadas de literatura de Écija y, al fin, el Festival Eñe.

No puedo decir qué encuentro fue más importante para nosotros porque en todos nos hemos sentido bien, hemos sido felices y hemos sellado pactos, firmados contratos y hecho amigos. Porque, al final, si una editorial no prima al ser humano por encima de la industria no se diferencia en nada de la  del coche, o del hierro.

Hemos intentado cuidar todas y cada una de las obras (a veces, no nos salió bien) porque nuestros autores son únicos, especiales y tienen un valor propio. Y hemos apostado por la calidad. Por supuesto, la crítica, a veces, no estuvo de acuerdo con nosotros, faltaría más. Nunca hemos recibido una mala crítica como un ataque, sino como una oportunidad de seguir creciendo, así que todas han sido bien recibidas.

Cerramos el año acudiendo a Eñe, el festival de editoriales independientes más importante de España. Y vamos con el agradecimiento a quienes lo organizan, coordinan e intentan que algo que es una locura, no lo sea tanto. Nos vamos al Círculo de Bellas Artes con la cabeza alta y ganas de seguir aprendiendo, de seguir avanzando.


Os necesitamos para poder seguir siendo, para poder existir, para poder mejorar. Sin vosotros no somos nadie.

Permitidme que señale especialmente a algunas de las personas que han estado o están en esta aventura: Mar Goizueta (la subcomandante, mi mano derecha y la de "Mar, por Dios, estoy en X, hazlo tú"), Jean Sroka (la alemana que siempre pedía más trabajo), Adrián Alonso (el primero en poner imágenes a las palabras), José Manuel Jaén (pon comas, quita comas, "quilla, esto no es correcto", un amigo), el grandísimo Paco Mármol al que no sólo respeto sino que amo profundamente,  la nueva incorporación Manuel Moreno (cómic, cómic, cómic, cómic, más cómic por favor...), nuestro abogado el mejor abogado del mundo porque es un poco cabroncete Enrique Montiel (la sinceridad es un plus), y a la mujer en la sombra, la que se traga los marrones sin tan siquiera ser nombrada, Yem Goizueta.

Gracias a todos porque ha sido mágico y espero que sigamos haciendo magia juntos.

El año que viene más y mejor, ¿no?


Carmen Moreno
directora editorial 

No hay comentarios:

Publicar un comentario