LOS IRREGULARES DE BAKER STREET

viernes, 11 de septiembre de 2015

ENTREVISTA A ANTONIO SACHS, AUTOR DE "DRÁCULA. AÑO CERO"

                      
Antonio Sachs (Murcia, 1974)

Cursó estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Murcia.
Incansable lector, y gran admirador de la novela gótica, descubrió su vocación literaria a los veintiocho años.
Coautor de varias antologías —alguno de sus relatos será traducido próximamente al alemán—, ha compaginado el oficio de artesano alfarero con su pasión por la escritura y el estudio del mito del vampiro.
Drácula: Año Cero es su primera incursión en el género histórico, donde se atreve a redefinir los orígenes del mítico voivoda.
En la actualidad prepara una novela de terror kafkiano, así como su participación en las jornadas literarias de la Semana Gótica de Madrid (SGM).



1.- Creo que hay una pregunta obligada y de rigor, ¿por qué Drácula?

Porque sí. Un SÍ con mayúsculas. De la misma manera que la noche siempre será más atractiva que el día. Tenía que ocurrir, tarde o temprano. Y también porque era necesario: había mucho que contar sobre un personaje del que se ha publicado mucho pero en realidad se sabe muy poco.

2.- Pudo hacerlo novela, pudo llevarlo al terreno de la novela gráfica, pero te decantaste por un estudio, ¿tienes algo de masoquista?

Lo cierto es que me he sentido muy cómodo dando forma a esta investigación, ya que el estilo de la narración y el acabado final beben directamente de las novelas de aventuras. La biografía de Vlad Draculea es tan salvaje, tan trepidante y despiadada, que se hace difícil recurrir a la ficción.

3.- ¿Cuál es tu mayor temor?

Perder a quienes quiero.

4.- ¿Qué supuso la película de Coppola en el descubrimiento del mito?

Más bien fue un redescubrimiento. Una actualización. La vi en un par de ocasiones cuando se estrenó en cines y tengo que reconocer que me encantó.  La he vuelto a disfrutar en repetidas ocasiones y creo que es una de esas películas únicas que marcan a varias generaciones; pese a que las evidentes licencias históricas del prólogo inicial y las continuas infidelidades al texto de Stoker son más que evidentes.

5.- ¿Y Bram Stoker?

Bram Stoker acrecentó el mito otorgándole la vida después de la muerte. Lo hizo inmortal. Más no se puede hacer.

6.- El prólogo de tu libro corre a cargo de Dacre Stoker, sobrino bisnieto del novelista, ¿qué supuso trabajar con él?

Fue precisamente al inicio de este proyecto cuando supe que, gracias a la intervención de un amigo en común, Dacre Stoker había aceptado escribir el prólogo de mi libro. He de reconocer que fue un punto de inflexión para afrontar este proyecto con más ilusión si cabe. Nunca podré darle suficientemente las gracias.



7.- ¿Qué esperas de este libro?

Emocionar al lector. Que el público en general conozca a ese gran desconocido que sigue siendo Vlad Draculea, sin olvidar los orígenes del mítico vampiro que Stoker hizo de él.

8.- ¿Esperamos otro de monstruos?

Sí, por supuesto. Creo que los libros que hablan de monstruos, humanos o no, son los más interesantes.

9.- Si tuviera que recomendarnos un autor de terror, ¿cuál sería?

¿Uno solo? Imposible. Puesto que Bram Stoker no necesita ser recomendado, me arriesgaría con Alan Moore y Jamie Delano, y añadiré al menos cinco plumas más: David Jasso, Maria Zaragoza, Jesús Cañadas, Juan de Dios Garduño y Emilio Bueso. Literatura en vena, y esto es una advertencia.

10.- ¿Es Drácula el monstruo que más terror nos causa? ¿Por qué?

Creo que Drácula es el monstruo que más nos fascina. La noche, el misterio, la inmortalidad..., o sencillamente todos esos lobos que le obedecen y reconocen como dueño y señor, hacen de él ese monstruo que muchos de nosotros querríamos ser.


EXTRACTO DEL PRÓLOGO DE DACRE STOKER


Antonio Sachs nos conduce a través de estas páginas a un universo donde la historia y la ficción se juntan en una interesante síntesis de las figuras de un ¾para algunos¾ mismo personaje, el conde Drácula. Nos introduce en un tema que hasta la fecha ha sido polémico y que continuará alimentándose libro tras libro, película tras película: el origen de Drácula.
El debate sobre las conexiones posibles contra las probables entre Vlad Tepes y el conde Drácula deriva en una animada e interesante conexión. Aunque hay poca evidencia de que, cuando Bram Stoker bautizó a su vampiro Drácula, tuviera mucho conocimiento sobre la familia del Drácula histórico.
Bram Stoker no inventó a los vampiros con su libro Drácula, y no fue este el primero en establecer una historia sobre vampiros; los relatos de John Polidori y Joseph Sheridan Le Fanu fueron algunos de los predecesores más notables de su novela. Sin embargo, su genio creador creó al abuelo de todos los vampiros, mediante la mezcla fantástica de la mitología y el folclore de su nativa Irlanda junto con el de otras antiguas culturas como la oriental.

Dacre Stoker




No hay comentarios:

Publicar un comentario