LOS IRREGULARES DE BAKER STREET

jueves, 3 de septiembre de 2015

MICRORRELATO VLAD DRACULEA

Monasterio de Snagov, al norte de București, año 1931


La piedra de mampostería cede finalmente y la nube de polvo blanco envuelve el altar de la capilla como niebla seca; una bruma sin rastro de vida.
La oquedad bajo el suelo emite un hondo gemido, exhalando su pútrido aliento subterráneo.
A continuación, la losa sepulcral es apartada con prontitud por los ayudantes del reputado explorador que dirige la excavación. Ambos hombres respingan a causa del esfuerzo, maldicen por lo bajo y arrugan los ceños en un vano intento de lidiar con la fatiga y el sudor.
En un momento dado, se detienen; sus intenciones congeladas, casi inertes. La nube de polvo se ha desvanecido al fin y los ayudantes no dan crédito a lo que están observando. El reputado explorador les imita y maldice a su ilustre modo. Los funcionarios del gobierno, inquietas estatuas a sus espaldas, entre ellos el secretario del alcalde y algunos representantes de la ley, se adelantan para alimentar su curiosidad pero transcurridos unos instantes todos empiezan a desconfiar entre sí.
El monje allí presente indica paciencia.
Pero nadie consigue seguir su ejemplo, nadie es capaz de mantener la calma.
El misterio, apenas desvelado, se adueña de la escena, de sus conciencias, y todos son testigos de su propio desconcierto.
Entre la creciente confusión, aflora una única certeza: los huesos que ocupan la tumba del antiguo voivoda, conocido como Vlad Draculea, no son humanos…

Ilustración de Francisco José Asencio.

Si compráis el libro en la web tendréis como regalo dos láminas exclusivas con dos microrrelatos inéditos de Antonio Sachs.

Sólo hay 40 láminas de cada una. Os lo advertimos. 

A LA VENTA EL 1 DE OCTUBRE



No hay comentarios:

Publicar un comentario