LOS IRREGULARES DE BAKER STREET

jueves, 27 de agosto de 2015

LOS IRREGULARES DE ÁNGEL OLGOSO

Conoce a los autores que participan en esta antología y cómo comienzan sus cuentos. Es decir, conoce más cosas de esta antología.
Y recuerda que puedes apuntarte a la preventa de esta antología hasta el 1 de septiembre y no sólo disfrutarás de un gran descuento sobre el PVP, sino que recibirás tres postales únicas y entrarás en el sorteo de una lámina original del artista gaditano McNolo Moreno: Wiggins único.
Podéis escribirnos a cazadorderataseditorial@gmail.com y os diremos lo que debéis hacer para participar en la preventa.




El Lecho Celestial del Doctor Graham 
Ángel Olgoso
I

En el gabinete de trabajo del 221b de Baker Street reinaba el silencio aquella noche de invierno, a excepción del crepitar de las ramas de enebro en el fuego. La tormenta había cesado, la señora Hudson abrillantaba las tulipas flamígeras mientras canturreaba para sí Paddy me está guiñando el ojo, la Tierra giraba, el co- razón de lord Byron latía en su urna de la iglesia de Hucknall, ciertos viajeros tomaban asiento en el correo de Edimburgo, el recipiente portapipas de raíz de brezo bostezaba, volvía el dolor a los heridos en la batalla de Balaklava, y la luna extraía reflejos metálicos de los adornos en los arneses de los carruajes y de los ojos de un rastreador de cloaca que asomó de pronto la cabeza sobre los adoquines del Strand. 







Ángel Olgoso




Estudió Filología Hispánica en la Universidad de Granada. Miembro de la Academia de Buenas Letras de Granada y de la Amateur Mendicant Society de estudios holmesianos, Auditeur del Collège de Pataphysique de París, y fundador y Rector del Institutum Pataphysicum Granatensis, donde ha otorgado el rango de Sátrapa Trascendente −entre otros escritores y artistas− a José María Merino y a Umberto Eco.
En 1991 publicó Los días subterráneos, primer libro de relatos al que seguirán en este género La hélice entre los sargazos (1994), Nubes de piedra (1999), Granada, año 2039 y otros relatos (1999),1 Cuentos de otro mundo (1999, 20032 y 20133 ), El vuelo del pájaro elefante (2006), Los demonios del lugar (2007),4 Astrolabio (2007 y 20135 ), La máquina de languidecer (2009),6 Los líquenes del sueño. Relatos 1980-1995 (2010),7 Cuando fui jaguar (2011), Racconti abissali (2012),8 Las frutas de la luna (2013),9 Almanaque de asombros (2013),10 Las uñas de la luz (2013)11 y Breviario negro (2015).
Muchos de sus relatos han sido traducidos al inglésalemánitalianogriegorumano y polaco y han sido recogidos en más de cuarenta antologías sobre el cuento, entre las que destacan: Pequeñas resistencias. Antología del nuevo cuento español (2002),12 Grandes minicuentos fantásticos (2004),13 Perturbaciones. Antología del relato fantástico español actual (2009),14 Siglo XXI. Los nuevos nombres del cuento español actual (2010),15 Aquelarre. Antología del relato de terror español actual (2010),16 Cincuenta cuentos breves: una antología comentada (2011),17 Antología del microrrelato español. 1906-2011 (2012)18 y Cuento español actual (1992-2012) (2012).19
Está considerado por la crítica especializada como un maestro del cuento, «uno de los autores de referencia del relato breve y fantástico en español»,20 del que se ha resaltado su «capacidad verbal e imaginativa que es una excepción en la literatura que ahora mismo se escribe».21 En este sentido Irene Andres-Suárez destaca que «la narrativa de Ángel Olgoso constituye un verdadero despliegue de talento, originalidad y perfección y se sitúa en la línea de aquellos autores que no han necesitado cultivar la extensión para ser reconocidos como grandes escritores, me estoy refiriendo a Jorge Luis Borges o a Anton Chéjov, por citar dos ejemplos señeros y, por lo tanto, ya va siendo hora de que se le preste la atención que merece. Al margen de las modas y de las corrientes imperantes, Ángel Olgoso ha sabido forjarse, con tenacidad y exigencia extremas, un mundo propio dentro de la tradición literaria y someter la lengua a su máxima tensión verbal hasta llevarla a su punto de incandescencia. Con ello, no sólo ha conseguido iluminar con una luz distinta los temas que le interesan, sino convertirse en un prosista sobresaliente y en uno de los más destacados autores de cuentos y de microrrelatos de la literatura española actual». Otros han afirmado al respecto que estamos ante «un escritor de la estirpe de Borges y de Felisberto Hernández, de los que poseen una abrumadora capacidad de fabular y de resumir la vida, y sus enigmas, en dos páginas. Estos cuentos, de cuentista estricto, en los que hay una alquímica fusión de realidad y ficción, con ese extrañamiento feliz que redondea las narraciones, dan una idea de su imaginación, de su elegancia narrativa y de sus variados recursos», resaltando que nos encontramos ante «un autor casi secreto y sin embargo deslumbrante», ya que «la obra de Olgoso despide el aroma y el sabor de esa fórmula que creíamos perdida: la felicidad de la pura literatura», debido a que su producción «tiene la capacidad de contarnos cada relato como si sintiéramos que está construido para nosotros, tallado en exclusiva como una piedra preciosa». En definitiva, la crítica literaria se ha hecho eco de que «Olgoso escribe desde la perspectiva de quien percibe la extrañeza del mundo. Lo fantástico, la historia, las mitologías, un lenguaje evocador y exacto que esquilma las posibilidades léxicas del castellano, el eco de autores imprescindibles −Borges, Calvino, Cunqueiro, Kafka, Perucho, Cortázar−, la subversión de las reglas que gobiernan la realidad: todos estos elementos contribuyen a crear una atmósfera donde conviven el estremecimiento y el goce estético»,22 por todo lo que han venido a señalar a Olgoso como «urdidor de un cuidado y original clasicismo, [del que] algunos de sus cuentos han merecido ya la calificación de “obra maestra” en un suplemento cultural». Su última obra, Las frutas de la luna, es para José María Merino «un libro fuera de lo común en todos los sentidos».
En la encuesta que El síndrome de Chéjov realizó a críticos, autores, libreros y editores sobre los libros más destacados de relatos publicados en España entre 2007 y 2012, Ángel Olgoso fue el autor más valorado, junto a Alice Munro y Juan Eduardo Zúñiga.
En 2014 publicó Ukigumo,23 un libro de haikus que permanecía inédito desde 1992 y con el que retoma el género poético que cultivó en sus inicios literarios de los años setenta.
Además ha colaborado con relatos y crítica literaria en revistas como: QuimeraNayaguaLitoralClarínNuestro TiempoLetra ClaraFiccionesWadi-as Información y Mundo Hispánico, así como en periódicos como: Diario de GranadaIdeal de Granada, La Opinión de Granada y La Vanguardia de Barcelona.
(Fuente Wikipedia)



No hay comentarios:

Publicar un comentario