LOS IRREGULARES DE BAKER STREET

martes, 11 de agosto de 2015

MUY IRREGULAR



Dibujo de SIGN

Ayer comenzamos la campaña de PREVENTA de los Irregulares, una antología que no es sino un homenaje a aquellos niños a los que Sherlock utilizaba para ser sus ojos y sus orejas allá donde él no llegaba. Y así se los presentó a Watson en Estudio en escarlata:

-Va usted a conocer el ejército de policías que tengo a mi servicio en Baker Street -repuso gravemente mi compañero, y en ese momento se precipitaron en la habitación media docena de los más costrosos pilluelos que nunca haya acertado a ver.
page29image36432
page30image936
-¡Fiiirmés! -gritó Holmes con bronca voz, y los seis perdidos se alinearon enhiestos y horribles como seis esfinges de quincallería.
-De aquí en adelante -prosiguió Holmes-, será Wiggins quien suba a darme el parte, y vosotros os quedaréis abajo. ¿Ha habido suerte, Wiggins?
-No, patrón, todavía no -dijo uno de los jóvenes.
-En verdad, no esperaba otra cosa. Sin embargo, perseverad. Aquí tenéis vuestro jornal.
Dio a cada uno un chelín.
-Largo, y no se os ocurra volver la próxima vez sin alguna noticia.
Agitó la mano, y los seis chicos se precipitaron como ratas escaleras abajo. Un instante después, la calle resonaba con sus agudos chillidos.
-Cunde más uno de estos piojosos que doce hombres de la fuerza regular -observó Holmes-. Basta que un funcionario parezca serlo, para que la gente se llene de reserva. Por el contrario, mis peones tienen acceso a cualquier sitio, y no hay palabra o consigna que no oigan. Son además vivos como ardillas; perfectos policías a poco que uno dirija sus acciones.
-¿Les ha puesto usted a trabajar en el asunto de la calle Brixton? -pregunté.
-Sí: hay un punto que me urge dilucidar. No es sino cuestión de tiempo. ¡Ahora prepárese a recibir nuevas noticias, probablemente con su poco de veneno, porque ahí viene Gregson más hueco que un pavo! Imagino que se dirige a nuestro portal. Sí, acaba de detenerse. ¡En efecto, tenemos visita!
Se oyó un violento campanillazo y un instante después las zancadas del rubicundo detective, quien salvando los escalones de tres en tres, se plantó de sopetón en la sala. 



Y lo que no os hemos contado. 
Habrá sorpresas para los que adquiráis el libro en la preventa que durará hasta el 1 de septiembre. 13€ sólo hasta el 1 de septiembre. 


Podéis escribirnos y descubrir las condiciones a cazadorderataseditorial@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario