LOS IRREGULARES DE BAKER STREET

domingo, 23 de agosto de 2015

WIGGINS Y LOS MONSTRUOS


  Wiggins miró a Holmes a los ojos, olisqueó el aire como si se tratara de un pequeño roedor y le dijo:

-Lo único cierto, señor Holmes, es que puedo oler a un monstruo a leguas.
-Si eso fuera verdad, pequeño truhán –soltó Holmes, aspirando el humo de su pipa-, jamás habrías traspasado esa puerta.

Este es uno de los micro-relatos, de una serie de ellos, que Relda, el poeta amigo de Mar Goizueta, ha escrito para la preventa de Los Irregulares. Un hombre que odia a los hombres y adora a los monstruos.

La preventa sigue abierta. Podéis saber más de ella escribiéndonos a:
cazadorderataseditorial@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario